Inicio > Biografías > ¿Los Xammarinos conocen la vida de Luis Fabio Xammar?

¿Los Xammarinos conocen la vida de Luis Fabio Xammar?

Si en las veces que visitamos a nuestra patria chica preguntamos a los pilotos de taxis y mototaxis que nos llevan a nuestros destinos sobre cómo andan nuestras autoridades locales, de seguro que la mayoría de las respuestas tendrán un tono pesimista, de decepción y no pocas veces de cólera: “No hacen obras”, “todo sigue igual”, “nada hace”, es decir, restringen sus impresiones al aspecto material, de construcción. Pero si insistimos en aportes no materiales, sencillamente desconocen, les es extraño. O si conocen alguna institución cultural, artística, además de las universidades, tampoco saben.
Luego, si les preguntamos sobre la situación política de la localidad o la región, la respuesta es, “no cumplen lo prometido”, “solo gastan”, “las obras del anterior gobierno dejadas de lado”, “se matan entre ellos”, “nunca coordinan”. En tanto, que nosotros vamos verificando in situ las mejoras urbanas, por lo menos en el centro de Huacho. Seguidamente, si les preguntamos su procedencia familiar, dónde viven, muchos de los conductores provienen de distritos aledaños, algunos de otros departamentos (sobre todo del norte), pero la mayoría estudiaron en colegios estatales del mismo Huacho, sobre todo los taxistas.
Éstos últimos son los de mayor edad. Por lo mismo, a pesar de las respuestas muy similares, sintomáticas son sus respuestas, cuando se les pregunta: ¿Dónde han estudiado la secundaria?, casi la mitad dicen ser de colegios de Huacho y los distritos aledaños, y la otra del Xámmar. Finalmente, a esa primera mitad se les pregunta sobre los personajes patronos (nombres) de su colegio: quién fue Coronel Portillo, Pedro Paulet, Domingo Mandamiento, Manuel Tovar, Mercedes Indacochea, Julio C. Tello, San José, etc. Entonces la respuesta es triste, no saben la vida del personaje del su colegio.
Pero es más triste y lamentable, que nuestros encuestados, egresados del Xámmar tampoco sepan realmente quién fue Luis Fabio Xámmar. Por lo menos en el campo de la cultura peruana. Por eso, nos toca como huachanos y adultos sensibilizar a la juventud huérfana de identidad, para que realmente conozcan su patria chica, se sientan parte de una localidad y región rica en historia que debemos amar y respetar. Así, en esta primera ocasión expondré algunas referencias de nuestro Luis Fabio Xámmar Jurado.

BREVE BIOGRAFÍA DE LUIS FABIO XÁMMAR (1911-1947)
Breve por sus 36 años pero de intensa vida de generosa entrega al servicio de nuestra cultura. Nació en Chacapampa, de Yanahuanca, provincia Daniel Alcides Carrión, Pasco. Estudió primaria y secundaria en Lima, con jesuitas de La Inmaculada, resultando un brillante alumno y excepcional líder estudiantil de alma rebelde e innovadora, insatisfecha y cuestionadora de la sociedad peruana de esos tiempos. Su padre, tíos comerciantes y empresarios y amigos fueron activos anarcosindicalistas y socialistas. Entonces el joven Luis Fabio, ya en la facultad de Letras de la UNMSM, entre cenáculos literarios y grupos de acción social, mostraba dotes de enjundioso y notable orador, quisquilloso polemista y periodista contestatario. Pero imperturbable lector y acuciosa inquietud estética, que a los 19 años con sus amigos funda la revista Sursum donde inicia sus escarceos de poeta y escritor crítico. Que su ávida necesidad de expresarse lo incita a producir ya por los años 1932 en su nueva revista Palabra, que cubre también novedades estéticas y sucesos culturales como tradiciones populares.
Son tiempos de Luis M. Sánchez Cerro, al igual que Leguía, Benavides, el Perú vivió una de las más negras épocas, de torpe y repulsiva represión policial contra comunistas y apristas. Se recesa la Universidad de San Marcos. Luis F. Xámmar regresa su tierra pero no pierde tiempo, sigue produciendo con profunda vena telúrica y amor por la justicia. Su cholismo regional auténtico se inspira en Vallejo y Valdelomar, que refleja su profundo y notable personalidad lírica, al punto que sus obras son publicadas y bien comentadas en La Prensa y La Nación de Buenos Aires, como en El Comercio de Lima.
Muerto Sánchez Cerro, Xámmar ya en Lima, estudia Derecho en la PUCP y a la vez se doctora en Letras por San Marcos en 1938, y en mérito a sus cualidades intelectuales y humanas es incorporado como docente de Literatura Antigua, el catedrático más joven de la universidad, luego dicta el curso de Literatura Moderna en 1939, y la cátedra de Literatura Universal hasta 1947. En 1943 obtiene el grado de Bachiller en Derecho por la PUCP. Su producción intelectual va en ascenso de calidad y cantidad. En su revista Vertical, con orden y acierto difunde valores ecuménicos donde volcan su vocación distinguidos amigos como Arturo Jiménez Borja, Augusto Tamayo Vargas, José Alvarado Sánchez y los juveniles Carlos Cueto Fernandini y Luis Felipe Alarco.

Como invitado por prestigiosas universidades viaja por Chile, Brasil, Argentina, Uruguay y Bolivia. Con sus amigos funda la Revista Tres. Simultáneamente sigue publicando intensamente sus admirables obras, a la vez, ejerce una impecablemente la docencia en las aulas sanmarquinas y en conferencias frecuentes, del mismo modo, sus investigaciones sobre la cultura nacional y universal son permanentes.
Simultáneamente: publicaba: Pensativamente(1930); Las Voces Armoniosas(1932); Wayno primera edición en 1937 y segunda edición en 1942; Valores humanos en la obra de Leonidas Yerovi (1938), Voz para la leyenda de Abraham Valdelomar: Signo (1939) con ocasión del centenario del diario El Comercio; Elementos Románticos y Antirrománticos de don Ricardo Palma (1941); Juan de Arona (1943); Manuel Atanasio Fuentes (1945); Enrique Bustamante y Ballivián (1945) y Juan del Valle Cabiedes (1946). Finalmente el año de 1947, poco antes de partir al viaje sin retorno, Xámmar escribe su libro La alta niebla que lo presentaría en Colombia.
Su tremenda capacidad de trabajo y su notable inteligencia determinan que el Ministro don Manuel Beltroy lo nombre Jefe de la Sección Bibliotecas en la Dirección Artística y Extensión Cultural del Ministerio de Educación Pública (1941-1943). De 1943 a 1946, el maestro e historiador peruano don Jorge Basadre, Jefe de la Biblioteca Nacional, lo nombra Secretario General de la misma, cargo que ejerce hasta 1946, año en que a su vez recibe el nombramiento de Director de Educación Artística y Extensión Cultural.
Ejerciendo el cargo en la Sección Editorial y de la Bibliotecas, Nacional y Populares; fue ascendido a secretario de la Biblioteca Nacional; luego Secretario del Exterior de la Asociación Nacional de Artistas, Escritores e Intelectuales, fue Director de Conferencias de la Sociedad Cultural “INSULA” de Miraflores, Director de la Revista de Cultura “3”. Siempre Colaborador de las revistas: “Revista Ibero – Americana” (EEUU); “Nosotros” y “La Prensa” (Buenos Aires); “Viernes” (Caracas); “Revistas de las Indias” (Bogotá); “Repertorio Americano” (Costa Rica) y revistas del Perú: “Mercurio Peruano”, “Biblion”; “Cultura Peruana”; “Peruanidad”.
En marzo de 1947, a finales del dificultoso gobierno del jurista José Luis Bustamante, por expresa disposición del Rector de San Marcos, Luis Alberto Sánchez, viaja a México y Colombia en representación de la Universidad a un Congreso Internacional en ese país presidiendo la delegación sanmarquina. Tras una escala en Medellín, a las 10.10 de la mañana, reemprendiendo vuelo a Costa Rica, para continuar hacia México. Pero con tan trágica suerte que, a 25 kilómetros de Medellín, en un cerro escarpado e inaccesible, se estrella el avión en que viajaba, falleciendo violentamente. Los restos del avión carbonizados y esparcidos por los vientos de la altura, impidieron la recuperación de sus restos mortales para sepultarlos en su tierra amada.
Luis Fabio Xámmar Jurado es un poeta límpido de ancha perspectiva humanista y de acento esperanzador. Pertenece a la Generación Palabra, la suya es una voz que se acentúa entre los escritores que se inician a partir de la década de los años 30. Xámmar se distingue de sus compañeros por el efecto melancólico conceptuado en la vida intensa, en el rumbo viril y tierno del huayno y en la propia vida cálida del poeta. Creemos que la obra en verso de Xámmar no ha sido aun descubierta como debiera”. (César Toro Montalvo, Manual de Literatura Peruana, Lima, 1990).

Por: JOSÉ FERNÁNDEZ SÁNCHEZ

DEDICADO A MIS AMIGOS XAMMARINOS DE LA PROMOCIÓN 60, HUACHO.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s