HUACHO.- Tengo en mis manos el librito “ALFREDO TORERO FERNÁNDEZ DE CÓRDOVA Trayectoria Vital“, publicado en este mes de noviembre 2006 por el Patronato de Defensa del Patrimonio del Valle del Huaura y Ámbar, e impreso por Efraín Campos Lorenzo en la propia “Gráfica Imagen“, demostrándose una vez más editor atento a todo lo que es cultura local.
Es un obsequio que recibí con mucho cariño de parte de Domingo Torero, hermano del recordado Alfredo.
En las 48 páginas encontramos un ensayo del prof. Filomeno Zubieta Núñez sobre el mismo Alfredo Torero, “fundador de la lingüística andina”, con la bibliografía del ilustre estudioso nacido en Huacho el 10 de setiembre del 1930 y fallecido fuera de la patria nativa el 10 de junio de 2004.

La segunda parte consta de los testimonios de 9 diferentes personas que lo conocieron en vida.
La lectura de estas breves páginas dejó en mi dos impresiones fundamentales:
– El sentimiento de valoración de uno de los principales huachanos del siglo XX, que dejó una huella inolvidable a nivel científico en todo lo que se refiere al estudio de la historia de las lenguas andinas y que llevó a la comunidad científica la evidencia que el quechua tuvo su cuna en el norte chico.
– La tristeza profunda por el exilio de una persona tan noble y reconocida pero solamente en el extranjero, mientras que en su tierra no se encontró la manera de hacerlo regresar después que terminó la controvertida etapa fujimorista.

A la vez queda una pregunta insatisfecha: ¿que podrá hacer ahora la comunidad huachana para no dejar en el olvido un ciudadano tan destacado, que desde el 18 de setiembre de 2004 descansa en el Cementerio de Huacho?